El papa termina visita a Emiratos Árabes con multitudinaria misa

0
99

Más de 120.000 fieles llenaron el estadio Zayed Sports City y sus alrededores para ver a Francisco.

Decenas de miles de católicos y varios miles de musulmanes asistieron este martes a una misa pública sin precedentes celebrada en Abu Dabi, capital de Emiratos Árabes Unidos, por el Papa Francisco, en la primera visita que realiza un Pontífice a la Península Arábiga, cuna del islam.

Más de 120.000 fieles llenaron el estadio Zayed Sports City y sus alrededores  para ver a Francisco, que quien fue al país para promover el diálogo interreligioso.

Al poco de partir de regreso al Vaticano, Francisco envió un telegrama al presidente de EAU, Jalifa bin Zayed al Nahyan, al que agradeció la “cálida acogida y generosa hospitalidad” y deseó bendiciones al pueblo emiratí.

En su mensaje, el papa recordó las enseñanzas de San Francisco de Asís, un referente constante en esta visita porque hace ocho siglos el santo acudió a Egipto para tender puentes con el sultán de los musulmanes Malik al Kamil. También pidió a las comunidades cristianas “sean oasis de paz” en “la tierra desértica de la península arábiga”.

Emiratos Árabes Unidos alberga alrededor de la mitad de los dos millones de católicos expatriados que viven en la península, lugar de nacimiento del Islam en la vecina Arabia Saudita. La comunidad incluye un gran número de personas de Filipinas e India.

“Lo más seguro es que no sea fácil para usted vivir lejos de casa, extrañando el afecto de sus seres queridos y quizás también sintiendo incertidumbre sobre el futuro”, dijo el Papa, instando a los fieles a inspirarse en San Antonio Abad, fundador del monasticismo en el desierto.

El Señor se especializa en hacer cosas nuevas; incluso puede abrir caminos en el desierto.

“El Señor se especializa en hacer cosas nuevas; incluso puede abrir caminos en el desierto”, declaró el Pontífice al final de un viaje donde se reunió con el gran Imán de la mezquita de Al-Azhar de Egipto y los líderes de EAU.

“Para mí, como cristiano, este es uno de los días más importantes de mi vida”, dijo Thomas Tijo, hombre de 44 años del estado de Kerala, en el sur de India, que vive en Emiratos Árabes Unidos y viajó en autobús desde las primeras horas para llegar al estadio. Los organizadores calcularon la participación de católicos de alrededor de 100 naciones, junto con unos 4.000 musulmanes, incluidos funcionarios del gobierno.

El Papa, que llegó el domingo por invitación del príncipe heredero de Abu Dabi, aprovechó la visita para condenar las guerras regionales, como la de Yemen, el país más pobre de la península. También pidió una mayor cooperación entre cristianos y musulmanes.

EFE y Reuters

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 − quince =