Estos 6 tips te ayudan a tener un niño cero consumista

0
58

Querer a los hijos no significa comprarles todos los juguetes y ropa que existe en el mundo.

Menos juguetes y ropa hacen la vida de un niño más fácil, con más tiempo y con espacio para jugar. Muchos hogares tienen cuartos completos dedicados a juguetes. En vez de actuar de esa manera, puedes tener un niño cero consumista que sea más feliz.

Sin embargo, comprarles juguetes, ropa, tecnología no significa que estén más felices. Los padres no son los únicos culpables que los niños tengan tantas cosas sino los medios también. Pero los papás son los que pueden decir “No” cuando se trata de comprar todas esas cosas y de esa manera tener un niño cero consumista.

En vez de comprarles todo, se le puede enseñar que tener más cosas materiales no significa que será más feliz.

Hay que enseñarles que deben tener cuidado con las compras también les ayuda a empezar a ahorrar dinero desde pequeños. Es mucho más importante para los hijos tener tiempo con sus padres fuera o dentro de la casa que tener nuevos juguetes cada semana. Explicar las razones porqué no pueden tener algo, siempre funciona.

Kim John Payne, autor de Simplicity Parenting, está de acuerdo que tener tantas cosas puede ser irritante para los niños. Según Payne en Real Simple, mantener ordenada la habitación o la casa puede hacer que tu vida se sienta más ordenada. En otras palabras, un entorno tranquilo y concentrado puede ayudar a su hijo a mantenerse tranquilo y concentrado también.

Reducir las pertenencias de un niño les hace muchos favores. Eso es otra razón para tener un niño cero consumista.

  • Les da espacio para respirar y espacio para jugar.
  • Reduce la sobrecarga sensorial que afecta a tantos niños estadounidenses y les permite centrarse en juguetes específicos, prolongando su tiempo de juego.
  • Cultiva una actitud de aprecio y les enseña a cuidar sus pertenencias porque tienen menos de ellas.
  • Les quita un peso a los hombros porque el trabajo de ordenar es menos desalentador.
  • Promueve la independencia porque es menos probable que necesiten la ayuda de un padre para terminar el trabajo.

El minimalismo se verá diferente para cada familia, pero la idea es reducir las pertenencias de los hijos a un nivel que sea manejable para ellos, no para los padres. Un niño debe tener suficiente ropa para lucir limpia y ordenada a diario, y ser capaz de guardarla de forma independiente.

Los juguetes deben caber dentro de un espacio predeterminado y limpiarse en un tiempo razonable. Según Joshua Becker de Becoming Minimalist, aprender a consumir menos es una forma de practicar la disciplina, una habilidad que hace que sea mucho más fácil convertirse en un adulto responsable. Los niños que no aprenden a existir dentro de los límites pueden convertirse en adultos que no los establecen.

6 maneras de tener un niño cero consumista

Entonces, ¿dónde y cómo empezar?

1. Modelar el comportamiento

Uno no puede esperar que un niño reduzca sus pertenencias a menos que los padres estén dispuestos a hacer lo mismo. Los niños aprenden mejor con el ejemplo, así que los padres deben abordar primero su propio desorden y reprimir los hábitos de compra poco saludables.

2. Establecer límites físicos

Tener el espacio en el que un niño puede guardar juguetes, por ejemplo todo lo que cabe en una caja de juguetes puede quedarse, pero cualquier cosa extra debe tirarse. Al hijo de 5 años de Becker se le permitió guardar juguetes que encajaban contra una pared de su habitación. El hijo debe participar en la decisión de lo que se queda y lo que se va de su cuarto.

3. Apagar el televisor para tener un niño cero consumista

Los niños absorben la publicidad como esponjas y los hace querer cosas que no necesitan. La solución más fácil es minimizar el tiempo de pantalla.

4. Averiguar cómo tratar con los regalos

Es importante tener conversaciones francas con miembros de la familia sobre un nuevo enfoque y sugerir alternativas, como salidas familiares, comidas especiales o equipo que fomente el juego al aire libre. Cuando se organiza una fiesta de cumpleaños, hay que convertirla en una fiesta en efectivo, donde se les pide a los invitados que traigan algo de dinero para contribuir a un regalo único que el niño elegirá después.

5. Uno dentro, otro fuera

Establecer un sistema para evitar futuras acumulaciones de cosas. Por ejemplo, se puede tener una caja de donaciones para artículos adicionales e insistir en que el niño haga purgas regulares. Por ejemplo, si compran un regalo de cumpleaños con dinero de regalo, otra cosa se tiene que ir de la casa para que haya espacio para el nuevo.

6. Hablar con los niños

Los niños son capaces de entender mucho más de lo que nos imaginamos. Si los padres les explican que menos cosas equivale a más dinero, más tiempo, más libertad y significa aventuras familiares de las que quizás no haya tenido el tiempo, el dinero y la energía en el pasado.

Tienes que estar dispuesto a tener un niño cero consumista para lograrlo. No es fácil pero es demasiado importante para ignorarlo sobre todo para que el niño aprenda que no se puede tener todo en la vida.

Ya ves, no es imposible tener un niño cero consumista. ¿Cómo es tu hijo? ¿Consume mucho o no? ¿Tienes algún tip para tener un hijo cero consumista? Te leemos en los comentarios.

Con información de: expoknews.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco + 1 =