Según integrante de Comisión Depuradora: La ambición por el dinero envenenó el alma de algunos policías

0
110

En esta nueva Policía Nacional que se está reedificando, el esmero por servir con efectividad a los ciudadanos y el respeto a los derechos humanos es el objetivo toral de los miembros de la carrera policial

Nos alegra mucho que el MP, le esté dando seguimiento a las denuncias que en el reciente pasado presentó la Comisión Especial

“Lo que se descompuso en décadas no se enderezará definitivamente en 30 meses” ha dicho Omar Edgardo Rivera Pacheco, integrante de la Comisión Especial para la Depuración  y Transformación de la Policía Nacional de Honduras.

“Se avanza como nunca antes en la profilaxis de una institución que estaba contaminada y estamos seguros que entregaremos una entidad en mejores condiciones de la que nos encontramos, con un renovado marco legal, un nuevo sistema de educación policial y elevadas capacidades de investigación criminal” apuntó.

El depurador con firmeza sentenció: “Lo importante es que la pus está saliendo y la impunidad no reina en la institución; hace algunos años los policías se protegían entre sí, hoy, todo aquel que la hizo o la hace, es denunciado, investigado, acusado, juzgado y castigado, sin que nadie intente darle cobijo”.

Así reaccionó Rivera Pacheco, ante las acciones que el Ministerio Público (MP), en contra de 6 policías activos y 3 depurados por varios delitos, entre los que destacan asociación ilícita, cohecho y lavado de activos, mismos que -según los fiscales- fueron cometidos en el sur del país, en el marco de una sistemática acción de contrabando de ganado vacuno, de la cual sacaban provecho -oficiales y agentes- para sobornar a ganaderos de la región.

“Queda claro que aquí -en la Policía Nacional, nadie tiene un cheque en blanco, y quien la hizo la debe pagar, aun y cual en algún momento haya sido habilitado a seguir en el servicio policial; en este caso en particular, en su momento se tuvo indicios de que estos miembros de la carrera policial habían cometido delitos y por esa razón se envió sus expedientes a la Fiscalía Especial de Apoyo al Proceso de Depuración de la Policía Nacional, y la misma hizo las pesquisas pertinentes y está actuando de conformidad con la Ley, y eso es bueno, demuestra que el sistema funciona y que nadie tiene privilegios, y que aquí a nadie se le cubre con un manto de impunidad” expresó.

El dirigente de la sociedad civil recordó que de los más de 5 mil policías que fueron depurados en los últimos dos años y medio de gestión de la Comisión Especial, casi la mitad de ellos han sido denunciados ante el MP, por la supuesta comisión de delitos que ese órgano operador de justicia debe investigar, calificar y -de encontrarse méritos- formular el pertinente requerimiento fiscal; el proceso de evacuación de esta documentación va lento, pero ya estamos observando resultados”.

“A nosotros la verdad, nos alegra mucho que el MP, le esté dando seguimiento a las denuncias que en el reciente pasado presentó la Comisión Especial; es una clara señal de la voluntad del Fiscal General de la República y de su equipo, de combatir la corrupción y la criminalidad” manifestó.

Omar Rivera, planteó como un importante reto del Tribunal Superior se Cuentas (TSC), “verificar la congruencia entre las declaraciones juradas que anualmente presentan los oficiales, agentes y personal auxiliar de la Policía Nacional con lo que en realidad poseen estos servidores públicos, pues ha sido patrón histórico de algunos malos funcionarios estatales ocultar propiedades y cuentas bancarias, muchas de las cuales son de ilegal procedencia”.

Para Rivera, “en la Policía Nacional, en el pasado, el delito de enriquecimiento ilícito y lavado de activos ha sido recurrente, por lo que hay que tomar las medidas del caso hoy para que todos sepan que no se permitirá que se construyan fortunas sobre la base de ligarse con bandas del crimen organizado, maras o redes de corrupción, y mucho menos jefeándolas”.

“Ancestralmente, la ambición por el dinero envenenó el alma de los policías; sin embargo, ahora, las nuevas generaciones que se están formando en el Instituto Tecnológico Policial (ITP), están siendo preparadas en el marco de valores y principios que no admiten la pillería” exteriorizó.

Finalmente, afirmó que “en esta nueva Policía Nacional que se está reedificando, el esmero por servir con efectividad a los ciudadano y el respeto a los derechos humanos es el objetivo toral de los miembros de la carrera policial”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × cuatro =