11 señales de que tu hígado no está funcionando bien

0
221

El hígado es un órgano vital para el funcionamiento de nuestro cuerpo. Sus funciones son tan únicas que ningún órgano puede reemplazarlo. Por lo tanto, si queremos tener buena salud, es esencial que comencemos a cuidarlo y fortalecerlo para que pueda realizar sus funciones de manera óptima.

Una de las funciones básicas del híagdo es la purificación de toxinas. Filtra todas las sustancias tóxicas resultantes de lo que consumimos. Si este órgano no funciona correctamente, nuestro sistema se satura de toxinas, lo que nos hace más susceptibles a las enfermedades.

Signos de que tu hígado no está funcionando adecuadamente:
– Aumentar de peso sin cambios significativos en el estilo de vida.
– Mal aliento.
– Cambios en los niveles hormonales.
– Cambios en la tasa de evacuación. Puede haber diarrea o estreñimiento.
– Hinchazón en el abdomen
– Sudoración excesiva.
– Dolor en las articulaciones y los músculos.
– Alteraciones del sistema digestivo.
– Dolores de cabeza frecuentes
– Cambios de humor
– Fatiga excesiva

Si tienes algunos de estos síntomas, tu hígado probablemente esté demasiado saturado con toxinas. Esta puede ser también la razón por la cual te es difícil perder peso, a pesar de una dieta equilibrada y actividad física.

Cómo eliminar las toxinas del hígado para que éste funcione correctamente
Al liberar el hígado de toxinas, este órgano comienza a funcionar de manera más eficiente, también puede aprovechar al máximo los nutrientes, vitaminas y minerales que se establecen allí.

Para mantener la salud de tu hígado, es esencial lleves una dieta saludable. Aquí hay algunos consejos que pueden ayudarlo a mejorar el funcionamiento de esta parte vital del cuerpo:

Es cierto que los alimentos procesados pueden ser deliciosos y están diseñados para despertar nuestro apetito. Sin embargo, dichos alimientos contienen demasiados aditivos químicos que pueden acumularse. Por lo tanto, evita consumirlos con frecuencia.

– Incluye alimentos integrales, proteínas animales, verduras con alto contenido de fibra, semillas oleaginosas y frutas secas en su dieta.

– Evita el uso de aceites de cocina que tiendan a causar inflamación, como aceites de colza, maíz, soja y girasol. Sobre todo, evita freír.

– Consume al menos dos litros de agua por día.

– Existe un grupo de alimentos especialmente recomendados para el hígado, entre los que podemos mencionar: aguacate, brócoli, coles de Bruselas, alcachofas, zanahorias y semillas de chia. Consume estos alimentos con frecuencia.

– No comas alimentos que contengan azúcar refinada. En su lugar, usa miel o azúcar de coco.

– Incluye hojas verdes en tu dieta.

– Consume proteína y azufre, la carne orgánica y el pescado salvaje son ricos proteínas y el repollo contiene mucho azufre.

– Come huevos, los aminoácidos que contienen juegan un papel fundamental en el funcionamiento del hígado.

– Evita beber alcohol

– Incluye cúrcuma en tu dieta. Esta especia tiene maravillosas propiedades antiinflamatorias y antioxidantes que benefician la salud del hígado y el cuerpo en general.

Finalmente, también te recomendamos incluir en tu dieta la planta llamada cardo mariano. Entre otros beneficios, esta planta ayuda a prevenir el daño de las células hepáticas causado por el alcohol, virus y sustancias tóxicas.

Fuente: informao.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince − once =