Estados Unidos prevé desnuclearización de Corea del Norte antes del fin de 2020

0
60

El Gobierno de Estados Unidos espera que Corea del Norte dé “importantes pasos” en su proceso de desnuclearización “en los próximos dos años y medio”, indicó hoy el secretario de Estado, Mike Pompeo, un día después de la cumbre en Singapur entre el presidente Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un.

“Sí, definitivamente (…) Sobre los importantes pasos en la desnuclearización, esperamos que podamos alcanzar eso en los próximos dos años y medio”, afirmó Pompeo a los periodistas que le acompañan en su viaje por Corea del Sur, al referirse al final del primer mandato de Trump, que concluye a finales de 2020.

Tras acompañar al presidente a la cumbre de Singapur, el jefe de la diplomacia estadounidense ha iniciado una gira asiática para explicar los acuerdos de la cumbre con Kim y que le llevará a Pekín y Seúl.

Preguntado por las dudas acerca de la vaguedad de los compromisos en el documento firmado en Singapur, Pompeo se mostró “confiado en que ellos (los norcoreanos) entienden que habrá una verificación en profundidad” del proceso de desnuclearización.

“No todo el trabajo apareció en documento final -agregó. Pero muchos otros puntos en los que hubo entendimientos no los pudimos reducir al texto, eso significa que todavía hay trabajo por hacer, aunque hubo una gran cantidad de trabajo hecho que está más allá de lo visto en documento final, que será el punto de partida donde retomaremos las conversaciones”.

Al llegar a Washington de Singapur, Trump aseguró que “todo el mundo puede ahora sentirse mucho más seguro” que el día en que asumió la Presidencia del país hace año y medio, puesto que “ya no hay una amenaza nuclear de Corea del Norte.

El Gobierno estadounidense ha insistido en las semanas previas al encuentro en Singapur que cualquier relajación en las sanciones económicas impuestas a Corea del Norte debe ir precedida de pasos significativos en el desmantelamiento de su programa nuclear.

El acuerdo entre Trump y Kim ha provocado inquietud entre los tradicionales aliados de Washington en la zona, especialmente Corea del Sur.

Por ello, la primera escalada de Pompeo es Seúl, donde tratará el delicado asunto de la suspensión de las maniobras militares en la península coreana anunciada por Trump durante la cumbre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × 2 =