Trump cede ante Kim Jong-un y suspende las maniobras de su ejército en Corea del Sur

0
67

El presidente de EEUU, Donald Trump, protagonizó hoy una rueda de prensa en Singapur destinada a perpetuarse en la historia ante las contradicciones y las inesperadas revelaciones que realizó ante los periodistas al intentar aclarar los detalles del pacto firmado con Kim Jong-un, comenzando por el hecho de que aceptó una de las reclamaciones más persistentes de Pyongyang: la suspensión de las maniobras militares conjuntas que realiza su ejército con el de Corea del Sur desde hace décadas.

“Son muy caras. Yo sé mucho de aviones y tenemos que enviar a nuestros bombarderos desde Guam. Nos vamos a ahorrar una enorme cantidad de dinero”, manifestó el mandatario.

Trump llegó a decir que estos ejercicios, en vigor en sus diferentes modalidades desde 1955, son “muy provocadores”, la misma terminología a la que recurría Corea del Norte cada año para justificar sus amenazas de una guerra nuclear en cuanto comenzaban las prácticas militares de las dos naciones.

El presidente además volvió a recuperar la idea de retirar los 28.500 soldados que EEUU tiene desplegados en Corea del Sur, aunque matizó que no es un proyecto inmediato.

“Me gustaría traerlos a casa. Ya lo dije durante la campaña (electoral), pero no está sobre la mesa en este momento”, indicó.

EL REPORTEROHN RADIO… La Radio Digital de los Hondureños

Los dos líderes concluyeron hoy su cumbre en Singapur firmando un pacto repleto de generalidades que replica la fórmula que acordó Kim Jong Un con su homólogo surcoreano Moon Jae In en abril y dice que Corea del Norte se compromete -sin otorgar ningún tipo de fecha límite- “a la completa desnuclearización de la Península de Corea”.

Esa es la fórmula que ha usado siempre Pyongyang para ofrecer desmantelar su programa atómico pero sólo si EEUU elimina el “paraguas nuclear” que mantiene en torno a Corea del Sur, algo que Washington rechaza de plano. A cambio, Trump prometió “garantías de seguridad” para el estado norteño también sin especificar de qué tipo.

El escrito habla de establecer “nuevas relaciones” entre las dos naciones destinadas a conseguir “la paz y la prosperidad”, “construir un régimen de paz en la Península” y el “inicio de un nuevo futuro”.

El último apartado de la redacción incluye el compromiso de continuar la recuperación de los restos de los militares estadounidenses desaparecidos durante la guerra de Corea (1950-53).

El jefe de estado norteamericano encontró notables dificultades para otorgar credibilidad a la actual promesa norcoreana cuando lleva meses recordando las muchas veces que se han incumplido los tratados similares que se rubricaron en el pasado.

Acosado por las preguntas, Trump replicó que sabía que Kim Jong Un va a cumplir con este acuerdo porque se lo dice su “instinto”. Después se sinceró y reconoció que a lo mejor “en seis meses digo que me he equivocado” para de inmediato rectificar: “pero ya me inventaré alguna excusa” (para justificarme).

El mandatario precisó que entre las concesiones norcoreana figura la destrucción de una base de ensayo de motores de misiles.

Tanto Trump como Kim Jong Un coincidieron en describir lo firmado comoalgo “histórico” que “deja el pasado atrás”, en palabras del segundo. Trump aseguró que se trata de un pacto muy “exhaustivo” y dijo que el proceso de desnuclearización norcoreano comenzará “muy pronto”.

Cuando los periodistas le requirieron que fuera un poco más específico respecto al calendario previsto en este sentido, respondió: “será lo más rápido que sea posible,esas cosas llevan mucho tiempo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 − 10 =