Por resultado ante Túnez, España llega avisada al Mundial de Rusia

0
112

España acabó la fase de preparación para el Mundial de Rusia con una victoria por la mínima ante Túnez que no despejó las dudas sobre la falta de gol del equipo e incluso las acrecentó. La selección africana aplicó a la perfección el manual para combatir el elaborado juego español, con una tupida defensa y esperando salir al contragolpe.

Una fórmula muy efectiva contra la Roja cuando, sobre todo, la pólvora está mojada. Lopetegui se decantó en la punta de ataque, de inicio, por Rodrigo que, sin suerte ni oportunidades, dejó su lugar a Diego Costa. La brega del colchonero tampoco aportó lucidez en los metros finales y sólo con la entrada de Iago Aspas, España encontró el camino del gol.

El famoso ‘tiki-taka’ se instauró exitosamente en el combinado nacional en 2008 con la conquista de la Eurocopa tras vencer a Alemania en la final. El ciclo ganador se mantuvo con la consecución del Mundial 2010 en Sudáfrica y con la Eurocopa de 2012, quizá el punto culminante de España con esta manera de entender el juego, de raíces azulgranas y anteriormente holandesas.

Desde entonces, el método parece estancado y con signos de agotamiento. Con el fracaso en la cita mundialista de 2014, siendo los primeros eliminados, y la vuelta a casa prematura en el campeonato europeo de 2016, cayendo en octavos contra Italia, España dio por concluida la etapa de Del Bosque en el banquillo y buscó aire fresco con Julen Lopetegui.

Con la llegada del vasco a la banda, la Roja aún no conoce la derrota y durante estos dos años se han buscado soluciones tácticas para volver a la senda del triunfo. Contra Túnez, el técnico evidenció cuales son los planes en ataque. Si con todos los peloteros en el campo, con Iniesta, Silva e Isco en el verde, no se consigue marcar, la estrategia pasa por las bandas.

Marco Asensio y Lucas Vázquez protagonizaron el plan B contra los magrebíes pero tampoco funcionó y únicamente el plan C, para momentos puntuales, surtió efecto. Ante la acumulación de jugadores defensivos por parte de Túnez, Lopetegui prescindió del cuarto defensa para jugar con dos delanteros, que en este caso fueron Costa y Aspas. El gallego logró perforar la portería africana pero no tapó la frustración de España durante todo el encuentro. Si arriba no creas el peligro, el rival sólo tiene que esperar su oportunidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × tres =