Anuncian Cumbre entre Trump y el presidente de Corea del Norte para el 12 de junio

0
10

El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció ayer que su esperada cumbre con el líder norcoreano, Kim Jong-un, se producirá el 12 de junio en Singapur, un pequeño país con el que ambos gobiernos mantienen buenas relaciones.

Después de varias semanas especulando con el lugar y la fecha, y horas después de recibir cerca de Washington a los tres estadounidenses liberados por Corea del Norte, Trump precisó por fin cuándo y dónde tendrá lugar el primer encuentro de la historia entre un mandatario de EE. UU. y el líder de Corea del Norte.

“La reunión tan esperada entre Kim Jong-un y yo tendrá lugar en Singapur el 12 de junio. ¡Los dos trataremos de que sea un momento muy especial para la Paz Mundial!”, tuiteó Trump.

Un día antes, Trump había descartado que su reunión pudiera tener lugar en la frontera entre las dos Coreas, donde tuvo lugar el pasado 27 de abril la reunión entre Kim y el mandatario surcoreano, Moon Jae-in.

La Casa Blanca no explicó por qué ha elegido Singapur, una pequeña y próspera isla-nación de 5.6 millones de habitantes ubicada al sur de Malasia, en el sudeste asiático.

Asunto de protocolo y seguridad

Pero, según los expertos, Singapur tiene experiencia en organizar cumbres y garantizar los protocolos de seguridad que tan importantes son para la Casa Blanca, y se considera bastante neutral porque, aunque es un puerto de los buques estadounidenses en el Pacífico, también mantiene relaciones diplomáticas con Pyongyang.

“Es probable que no se eligiera la DMZ (zona desmilitarizada entre las dos Coreas) para asegurar que los preparativos de la cumbre fueran exclusivamente bilaterales y no se apoyaran excesivamente en los buenos oficios de Corea del Sur”, dijo a Efe un analista del Center on Foreign Relations (CFR), Scott Snyder.

Mintaro Oba, un exfuncionario del Departamento de Estado de EE. UU. especializado en las dos Coreas, opinó que la Casa Blanca probablemente ha querido evitar “las comparaciones” con la cumbre entre Kim y Moon, que tuvo lugar en la frontera intercoreana, al elegir un país alejado en el que Trump pueda dejar su marca.

El anuncio deja un plazo de un mes para terminar de preparar la histórica cumbre, y la gran pregunta es si podrá mantenerse el clima de distensión que llegó a su cúspide esta semana, con la liberación de los tres estadounidenses durante la visita a Corea del Norte del secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × 2 =