Embajador Marlon Tábora: Continúa búsqueda de nueva sede diplomática en Washington

0
56

Tegucigalpa, 6 de marzo. El coordinador del Gabinete Económico, Marlon Tábora, aclaró hoy que “se está en la búsqueda para comprar la nueva sede diplomática de Honduras en Washington”, desvirtuando versiones de algunos medios y redes sociales sobre que se adquirió un bien sobrevalorado.

El también embajador de Honduras en Washington puntualizó en el foro Frente a Frente de Televicentro que “no se ha comprado ningún edificio”.

“Se ha dicho que se ha hecho un sobrepago en ese bien y que era un acto de corrupción y es importante que el pueblo hondureño sepa que no se ha comprado ningún bien hasta el momento”, apuntó.

“No soy del tipo de funcionarios que se va a esconder y escudar en algo que no es correcto, por eso estoy explicando el proceso. Es lamentable que gente utilice información de manera malintencionada, a los que yo les llamo lobos con piel de oveja. No voy a permitir que se mancille mi nombre y apellido”, señaló.

Recordó que desde hace más de 25 años el Estado de Honduras ha venido pagando el arrendamiento de un edificio en Washington que alberga a la sede diplomática hondureña, la misión permanente ante la Organización de Estados Americanos (OEA) y los agregados militares.

Citó que en 1999 se firmó un contrato de alquiler por 10 años; en 2009 se suscribió otro contrato por cinco años más y en 2014 se firmó otro por 10 años más.

Desde el año anterior los dueños del edifico decidieron transformar la instalación para el funcionamiento de un instituto educativo de alto nivel y dentro del contrato establecido se solicitó un tiempo para poder encontrar un nuevo lugar, detalló el diplomático.

“Honduras es la única sede diplomática del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) que no tiene su propia sede”, indicó.

Explicó que en una visita del presidente Juan Orlando Hernández en mayo del año pasado se planteó la adquisición de una nueva sede que se fuese pagando con el dinero que se eroga en alquiler del inmueble.

Se acordó que ese dinero saldría del Presupuesto General de la República. “De allí salen los famosos ocho millones de dólares, que se tendrían que pagar en los próximos 20 años (en alquiler), nos guste o no nos guste”.

Apuntó que se está pagando el alquiler todavía en estos tres meses y seguramente se seguirá haciendo en los próximos meses.

El valor en concepto de alquiler del edificio es de 30.000 dólares mensuales, citó.

La búsqueda de la nueva sede

Tábora indicó que el nuevo edificio para la sede diplomática que se piensa adquirir está en la zona donde se encuentran las demás embajadas que pertenecen al SICA. “De allí es que salen los famosos ocho millones de dólares que aparecen en el decreto”.

Añadió que se hizo un análisis con el mandatario Hernández y la canciller, María Dolores Agüero, del valor de todas las propiedades.

“Miramos un edificio en construcción cerca de la embajada de Grecia y hemos estado en el proceso de diálogo. Todo se está haciendo de acuerdo a ley, siguiendo los procedimientos de Bienes Nacionales, así como se pidió la autorización del Departamento de Estado y al Gobierno del Distrito de Columbia”, explicó.

Prosiguió diciendo que se realizó un evalúo certificado, pero a los dueños de la propiedad no les pareció y decían que estaba por debajo de los precios ya valorados.

“De allí se concluyó el proceso. Esto se iba hacer bajo un Decreto Ejecutivo y no por debajo de una mesa”, apuntó.

Añadió que luego el Consejo de Ministros conoció que esa propiedad ya no podría estar disponible para la venta y entonces se solicitó que se modificara el decreto para que quedara abierto y se le otorgara al embajador de Honduras en Washington la autorización de seguir buscando otro bien.

Un bien para el beneficio de Honduras

Tábora pormenorizó que el inmueble debe de contar con tres especificaciones: ubicación autorizada por el Departamento de Estado y por el Distrito de Columbia; que el dinero destinado por alquiler sea el mismo erogado por el pago del edificio y que cumpla con los requerimientos de la nueva sede diplomática.

“Este dinero es el ya comprometido para alquiler y se hará ahora para la compra de un bien”, recalcó.

“Esto es por el bien de Honduras y lo estamos haciendo de manera ordenada”, subrayó.

“No voy a permitir que a lo externo e interno del Gobierno utilicen esta situación para crear una nebulosa que solamente afecta la credibilidad del país”, indicó.

“Si se hubiese decidido desde 1999, la compra de un edificio para la embajada, quizás no estaríamos en esta discusión”, recalcó.

“Esta no es una priorización de recursos, es una decisión de inversión. Estamos trayendo a valor presente lo que el Gobierno de Honduras hubiese erogado en los próximos 20 años para seguir evitando el pago de alquiler”, puntualizó Tábora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 − diez =